El hombre del tiempo ya nos lo advertía el día anterior. ¿Muchachos donde vais? No sabéis donde os vais a meter. Nosotros, los Biciocios, hicimos caso omiso a todas esas voces y decidimos plantarnos en la Estación del Espinar, para intentar disfrutar de la Garganta del Río Moros.

De Arganda partimos, Saro, Tomas y servidor; por Móstoles Javilitro y José Ángel; y por último y no menos importante, de Torrejón, Rebo y Javi bo… digo Spinning.

La sensación térmica al bajar del coche ya nos hacía vaticinar que calor no íbamos a pasar. El frío empezó a apoderarse de nuestros cuerpos mientras intentábamos descargar las bicis de los coches. Acabábamos de llegar y la mitad ya no sentíamos ni los dedos. Por suerte no se presagiaba lluvia.

A las nueve en punto ya estábamos listos y dando pedales para entrar en calor. Los primeros kilómetros por el asfalto hasta llegar a la panera, los hicimos a buen ritmo para que se nos quitaran los escalofríos. Decir que el valiente de José Ángel llevaba pantalones cortos, ¡Con dos cojones! Eso sí, al final de la ruta las piernas parecían las de un lechoso, de lo blancas que las llevaba.

Dentro de la panera el ritmo del grupo continuó siendo elevado, lo que hizo que Javi Spinning lo empezara a pasar mal muy pronto. Sin problemas, se baja un punto la velocidad y vamos reagrupandonos constantemente.

A mitad de la ascensión llegaron dos huéspedes inesperados. Uno nos produjo un inmenso placer encontrarlo. ¡Nieve!¡Nieve! Sí, estaba todo el camino nevado. Sólo por ver esa estampa ya había merecido la pena, el madrugón y el frío. El otro visitante, y no tan agradable, se llamaba ventisca y de vez en cuando aparecía por entre los pinos para dejarnos a todos un poco más tiesos, aun si cabía.

Como el frío nos estaba haciendo polvo, los reagrupamientos se hacían bajando de la bici y andando para entrar en calor los pies. Antes de hacer cima ninguno sentíamos ya los pies, pese a las múltiples paradas para entrar en calor.

Cuando por fin llegamos a la parte más alta, paramos a comer la barrita. Encontramos una zona en la que se dejaban ver, tímidamente, los rayos de sol, y decidimos acampar ahí. A mi no se me ocurrió otra cosa que recriminar a Rebo que no hubiera traído el pan de higo, que nos resucitó la última vez que hicimos la ruta con lluvia.

Sólo nos quedaba el descenso, y no había muchas ganas entre el grupo de empezar a bajar. Sería la primera vez en la historia de los Biciocios que ante un descenso, todos prefirieran seguir subiendo un rato más, para no pasar frío. Pero había que bajar, no quedaba otra. Comenzamos el descenso y nada más empezar gritos de Javilitro y Javi Spinning. ¿Qué había pasado? Pues nada que Tomás se había dejado las gafas en la última parada y se había dado la vuelta. Todos se tiran cuesta abajo menos yo que decido esperar al pierde gafas. Para más inri, las gafas eran de pasta blanca y las había dejado sobre la nieve, lo que demoró un poco más la búsqueda.

Cuando por fin las encontró, para abajo a reagrupar. No me dio tiempo a decir ay, cuando Tomás se lanzó por la pendiente como si no tuviera frenos. Intenté seguirlo en el primer momento, pero pronto desistí. Tomás el temerario había podido conmigo en una bajada, no se lo perdono, je,je,je.

El resto del descenso hasta el coche, ya no tenía tanto desnivel y se hizo casi todo pedaleando y a ritmo endiablado. José Ángel y yo, íbamos comprobando el cuenta y no bajábamos de cuarenta kilómetros por hora.

En tres horas justas, estábamos ya en los coches. El balance había sido de treinta y nueve kilómetros en tres horas. El frío nos hace veloces a los Biciocios.

Todos a cambiarse rápido en los coches, los pies eran los que peor parte se habían llevado y ninguno teníamos sensibilidad en ellos. Qué sensación tan desagradable. Menos mal que en la cima del puerto de los leones nos esperaba la recompensa.

Paramos en el alto de los Leones para tomar un caldo caliente, un par de raciones de chorizo a la olla, y patatas con chorizo y pimientos. Sí, nos apetecía chorizo, ¿Y qué?

Con el cuerpo caliente y la tripa llena, cada mochuelo a su olivo. Eso sí, a ver quien tenía el valor de llegar a casa y decir a las respectivas que no tenían hambre.

Como siempre un placer y con ganas de repetir pronto. Sobre todo después de que José Ángel propusiera un paseo por el Eresma con bajada por el Gallo para dentro de dos semanas.

Nos vemos, chicos.

Pd1 Las fotos de la ruta
Pd2. El track de la idem:

14 Respuestas a “GARGANTA RÍO MOROS. LOS HIJOS DEL VIENTO”
  1. Alberto dice:
    avatar

    JA, no creas que no me asomo a la página, que sí. Pero el poco tiempo que lo hago lo dedico solamente a mantenimiento, no a contenidos.

    ¿Le ha pasado algo a Sierra?
    Salud, biciocios

  2. javilitro dice:
    avatar

    je, je, je….Kike lo de las chinas lo hacemos el próximo día con la bici de Saro

  3. javilitro dice:
    avatar

    Por cierto Albert, este finde voy para El Tiemblo.
    Si por casualidad vas a estar por allí y te apetece invitarme a unas revolconas…………si no te las dejo apuntadas donde me digas!
    Saludos.

  4. Alberto dice:
    avatar

    Javilitro, casi no sé lo que voy a hacer mañana, así que… Pero puedes disfrutarlas en el Bar La Piedra de Navaluenga y decir que ya pasaré a pagarlas, je, je.
    Un fuerte abrazo

Deja una Respuesta

https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/Prost.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/Loffel und Gabel.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_idea2.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yes.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_doh.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_coolnew.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_biggrin.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_gott.gif 
https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_bravo2.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_hurra3.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_biggrin2.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_aufsmaul.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_blushnew.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_confusednew.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_eek.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_exclaim2.gif 
más...
 
© 2006 alzaweb - diseño y posicionamiento web
www.biciocio.com