Hola a todos y a todas. Aprovechando la pregunta de un biciocio de porqué le pedía clave la “Tienda” y de que si podía usar la que tiene como biciocio, procedo a plasmar aquí lo que tenía preparado como contestación en un correo. Como siempre, me he extendido demasiado pero así todo el mundo sabrá el cómo y el porqué de las cosas, jajajajajajaja

Hola Carlos (no es “nuestro” Sinca). No, no estás haciendo nada mal. Lo que ocurre es que estoy trabajando en la tienda y por eso está así. Nadie puede entrar de momento.

Verás, te cuento: Todo empezó al juntarnos 4 amigos, empezar a salir con las bicis por ahí y hacernos fotos. Cuando ya teníamos unas cuantas (docenas) empezamos a cuestionarnos tener una página para ponerlas junto a una pequeña crónica. Como yo soy “el informático”, me tocó a mí, jajajaja. Ya sabes…, ponte a pensar en colores, logotipo, maqueta de la página, etc., etc.

Pues bien, en esas estábamos cuando alguien pensó que estaría bien ir vestidos igual. Como yo era “el diseñador”, también me tocó a mí pensar en plasmar lo creado en la ropa. Por lo menos, ya estaban elegidos colores y logo, ¡menos mal! Ahora había que elegir un fabricante que nos escuchara y que reprodujera exactamente lo que queríamos. Lo localizamos un día en FestiBike. Empezamos a “cartearnos” con su agente y sus técnicos y… ¡¡¡Uf, lo que nos costó conseguir finalmente lo que pedíamos!!! En esto de los colores ya se sabe… Menos mal que aquí me ayudó un biciocio de logística, ¡gracias al cielo!

El primer pedido casi que lo hicimos en un bar apuntándolo en una servilleta. Que si yo uso la XL, que si yo la XXL, jajajaja (Ahí también nos dimos cuenta de lo gorditos que estábamos, jajajajaja) El de logística recibió el pedido y tuvimos la excusa para organizar una reunión especial de la junta directiva (en el bar) para proceder al reparto de las prendas. ¡Toda una fiesta!

El segundo pedido ya empezó a complicarse, ya éramos bastantes más y el ir y venir de correos con hojas de Excel “payá y pacá” fue toda una odisea. Que si cámbiame esa prenda y ponme esta otra, que si voy a cambiar la talla, que si apúntame tal para mi sobrino, que si para mi hija, que si… Aparte del tema de que alguno se “cargó” de prendas para que todo el mundo tuviera lo que había pedido -El fabricante nos exige un mínimo por referencia-. Bueno, al final entre unos y otros nos fuimos apañando.

El tercero ya ni te cuento… jajajaja ¡Qué bronca me echó mi mujer porque usé la cuenta familiar del banco para “juntar” el dinero previamente, hacerle el pedido al fabricante y pagarle el resto a la recepción del mismo. No te cuento el follón con los correos… jajajaja Dinero que se “extravió” por el camino en no sé qué junta de compensación porque la transferencia venía a nombre de biciocio en vez de al mío –que es el que figura en la cuenta, claro- ¡Madre mía!

Así que el cuarto… Pues para el cuarto, que ya somos muchísimos más, y los que siguen llegando, he decidido que los pedidos puedan hacerse desde la página y así cada uno será dueño de sus actos, je, je. Podrá elegir libremente modelo, talla y cantidad de todas y cada una de las prendas.

Como la explicación se hacía muy extensa -que yo en esto de escribir me enrollo como las persianas-, con tu permiso te he respondido en la página para que todo el mundo conozca la verdadera historia de la equipación de Biciocio y porqué, de momento, el sistema nos pide contraseña cuando pinchamos en “Tienda”.

Desde aquí pido disculpas a un biciocio de Arroyomolinos que me tiene realizado el pedido ¡y pagado desde navidades! Perdón Clemente, con la “Tienda Biciocio” me he enredado y ha pasado el tiempo volando. Espero tenerla pronto.

Salud, biciocios

NOTA: Este manifiesto, de los acontecimientos acaecidos en el devenir del tiempo a los biciocios, está abierto a réplicas, rectificaciones y/o anexiones de opiniones, jajajajaja

66 Respuestas a “Historia jamás contada de la ropa ciclista de Biciocio”
  1. Alberto dice:
    avatar

    Gracias JesúsA., mejórate pronto. Recogemos tus buenos deseos y esperamos que se cumplan.

    Ya nos verás en la crónica. Recuérdanos volver a esta ruta cuando estés recuperado.

    Salud, biciocio

Deja una Respuesta

https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/Prost.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/Loffel und Gabel.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_idea2.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yes.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_doh.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_coolnew.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_biggrin.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_gott.gif 
https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_bravo2.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_hurra3.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_biggrin2.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_aufsmaul.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_blushnew.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_confusednew.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_eek.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_exclaim2.gif 
más...
 
© 2006 alzaweb - diseño y posicionamiento web
www.biciocio.com