BTT 4 mar 2012 El Pardo

Esta semana, realmente, no sé por dónde empezar. Ha sido tanto lo vivido en un periodo tan corto de tiempo que todas las vivencias se arremolinan en torno a mi cabeza y no encuentro la manera de estructurarlas, y mucho menos de plasmarlas por escrito.

Para el domingo se había optado por ir al monte del Pardo, la razón no era otra que mostrarnos, al resto del grupo, las buenas sensaciones que habían experimentado José Ángel y Burky ese mismo viernes.

Se había escogido como punto de reunión el bar la tercera espuela a las nueve de la mañana. Antes de la hora acordada ya nos encontrábamos todos en el parking. José Ángel, Burky, Mariano, Javiltro, Huerfa, Rebo, Oscar, Miguel Berga, Tomás, Saro y el que aquí escribe.

Nos encaminamos paseando hacia el bar con la determinación de satisfacer nuestras necesidades alimentarias matutinas. Por desgracia, el bar estaba cerrado. Teníamos que haber visto que era una clara señal de aviso para la serie de desastrosas desdichas que nos acompañarían a lo largo de la mañana. Pero como no somos supersticiosos, ni creemos en las señales, decidimos buscar otro bar y seguir alegremente con el plan establecido.

La charla cafetera dejó poco que reseñar. Lo único conocer la filiación política de Rebo y que Tomás pagó los cafés.

A las nueve y media con el buche lleno de líquido caliente, estábamos todos dando pedales. No habíamos salido del pueblo y José Ángel ya nos había perdido y Rebo tenía problemas con la cadena de la bici. Decir que si Willy Fog se hubiera dejado guiar por el GPS de José Ángel, todavía estaría dando vueltas. La segunda reseña, nunca permitáis que Rebo os haga nada de mecánica en la bici, por más que insista.

Todo el mundo desmontado a la altura de la subida al Cristo e intentando arreglar la cadena. Por suerte, en el equipo contábamos con tres ingenieros, cuatro jefes de proyecto y cinco directores, por lo que se tardó un santiamén en dar con el problema. Por desgracia, sólo contábamos con un mecánico especializado que no pudo trasmitir las indicaciones de las mentes pensantes al problema en sí. Una lástima, pues sufrimos la primera baja del día. Además de que era digno de admirar a Rebo con todas las protecciones puestas, listo para afrontar los senderos más peligrosos dejando de lado su habitual sensatez y prudencia. Tranquilo Rebo, que volveremos y repetiremos el camino contigo.

El incidente nos había retrasado una hora, pero por fin pudimos empezar con la ruta. En diez minutos José Ángel ya se había perdido más veces que en los dos años que llevo compartiendo rutas con él. No había problema porque todos lo seguíamos obedientemente.

Siguiendo el río por una pista ancha de arena, cuando ya parecía que habíamos dado con el camino y otros se preguntaban donde estarían las triláteras prometidas, un ruido seco y ensordecedor nos pilló a todos por sorpresa. El grito de Tomás de tarugo, pillo por sorpresa a Javilitro que se chocó con un poste en medio del camino. Por suerte solo sufrió rasguños en el orgullo y tuvo que aguantar las mofas de los demás durante parte de la ruta. Mis preferidas fueron, “¡Cuidado, tarugo!” Y la de “No hagáis leña del tarugo caído”.

A todo esto el GPS nos seguía perdiendo, por aquí, no, por allí. Llevábamos ocho kilómetros de llanos y medias vueltas cuando a Burky se le puso dura, llamó a su señora, vino a buscarle y se fueron a casa. Cosa de los apretones. Bueno, lo explico con detalle. La rueda delantera se endureció y se bloqueaba, José Ángel sacó una herramienta de última generación, un piedro enorme, para intentar arreglarla y no pudo. Por lo que Burky se bajó a la furgoneta a intentarlo, como no pudo llamó a su señora para que viniera a recogerlo.

Con otro menos en el equipo y mirando nos todos de reojo pensando quien sería el siguiente, comenzamos, por fin, a ascender. El objetivo, el primer descenso. La subida, aunque corta estaba llena de rampas imposibles. En una de ellas Huerfa se marcó una croqueta para dejar constancia de su paso por el Pardo. Como todos somos unos envidiosos, hubo más croquetas. Un par de Miguel, media mía y alguna que no recuerdo.

Después de coronar nos tiramos para abajo. El primer descenso un poco mierdoso, poco desnivel lleno de arena que hacia patinar las ruedas y en un minuto estábamos de vuelta en la carretera. Yo lo describiría como una gran decepción.

Tocaba volver a subir. Esta vez por otro sitio. Una pista con dos rampas durísimas que nos llevaron de nuevo a la cima anterior. Esta vez José Ángel se centró y nos guió por un descenso espectacular. Curvas peraltadas, saltos, terreno blandito que agarraba a la bici como por un raíl. La primera, decepción; la segunda, satisfacción. Estábamos todos comentando la jugada cuando nos dicen que hay que volver a subir. Otra vez por caminos imposibles llenos de vertiginosos toboganes. En uno de estos es cuando se ha producido el momento National Geographic del día. Tras un tobogán de bajada, enfilamos uno con mucha pendiente se subida. Casi en la cima comenzamos a atascarnos y formamos una montonera de bicis. Parecíamos una manada de Ñus intentando salir del río perseguidos por un cocodrilo hambriento.

Tras el momento montonera, otra subida salvaje por sendero estrecho entre encinas. Las caras desencajadas por el esfuerzo, pero nuevamente estábamos arriba. Nos quedaba la locura del día, bajar por la cresta. Madre mía donde nos metimos. Pendientes en las que los frenos no sirven para nada, surcos enormes, camino estrecho en el que era mejor no mirar abajo. En una palabra, una gozada, era el último descenso y el que nos llevaría de vuelta a los coches; y como lo disfrutamos. Aun siento una mezcla de emoción y mareo cada vez que revivo alguna de los toboganes que hemos cogido.

Una pena los abandonos y las caídas, pero el Pardo nos ha dejado más alegrías que tristezas. Uno que se queda a la espera de repetir lo antes posible.

Nota mental: definitivamente quiero una bici de enduro y me da igual lo que digan los demás.

Fin.

15 Respuestas a “Una serie de catastróficas desdichas en El Pardo”
  1. huerfanaco dice:
    avatar

    oscar no has dejado titere con cabeza pero el que se pica ajos come,asi que el proximo dia dejas la ropa planchada antes de salir de ruta y asi te puedes quedar al ocio COCOGUAGUA JAJAJAJAJAJAJA.

    Desde el cariño siempre , nos vemos pronto.

  2. Alberto dice:
    avatar

    Javilitro, con tu permiso me he permitido usar tus fotos subidas a “aquel que no debe ser nombrado” para adjuntarlas como reportaje gráfico a este artículo. -Qué bien ha quedado, je, je-.

    Enviadme, si queréis, las demás fotos y las añado a las que ya están.

    Carlos V, ayer, y de casualidad, me topé con un maillot corto de biciocio que lleva tu nombre ¿Ande andas?
    Alberto, :mrgreen: un biciocio…
    … entrenando duro , jajajajaja

  3. kike8 dice:
    avatar

    Buena Cronica Jesus , y los videos de Saro una pasada , que me cruce con Rebo tenia que haberle seguido pero ya habia recorrido dos Visos y me daba la hora , nos vemos en la proxima , nos vemos .

  4. Alberto dice:
    avatar

    Kikeeeee… kikeeee. Que sabemos que te entrenas…

    ¡A escondidas!, jajajajaja. Que no es la primera vez que me llegan noticias de un biciocio solitario por El Viso, jajajajaja

    ¡El abominable hombre de las eras!, jajajajajajaja

    Es broma, ¿eh?, je, je.
    Salud, biciocio

  5. kike8 dice:
    avatar

    Alber siempre es una noticia agradable saber de ti , cuando te vemos en Bici, por lo menos qui tale el polvo je,jejeje , lo dicho cuando quieras nos vemos .
    saludos .

Deja una Respuesta

https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/Prost.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/Loffel und Gabel.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_idea2.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yes.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_doh.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_coolnew.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_biggrin.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_gott.gif 
https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_bravo2.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_hurra3.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_biggrin2.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_aufsmaul.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_blushnew.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_confusednew.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_eek.gif  https://www.biciocio.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/smiley_emoticons_exclaim2.gif 
más...
 
© 2006 alzaweb - diseño y posicionamiento web
www.biciocio.com